El arte de acompañar en la escuela agustiniana

Los días 1 y 2 de febrero, en el Colegio San Agustín de Madrid, cerca de 500 profesores de los colegios de la Orden de San Agustín y de los Agustinos Recoletos en España han participado en la XXVI edición del Aula Agustiniana de Educación, que este año tenía como título “El arte de acompañar en la escuela agustiniana”.
noticias | 08 feb 2019

A nadie se le puede acompañar desde la indiferencia. Acompañar es una actitud, una apuesta por la educación recíproca, un ejercicio de espíritu de comunión. El acompañamiento exige un clima, un ambiente de apertura y de diálogo, con la sencillez constante y la sabiduría del corazón, comunicando vida, hablando y comentando lo que sucede en ella. El acompañamiento implica respeto y sencillez, manejando el arte de la distancia y la proximidad, la confidencia y la generosidad en una obra en la que todos participan de la trama, porque lo que importa no es lo que se exige, sino lo que se ofrece.

Abrió el Aula Enrique Eguiarte, agustino recoleto, con la ponencia “La empatía del maestro con el alumno según san Agustín”. Eguiarte expuso el pensamiento agustiniano con sencillez y profundidad, con calidez y autoridad. Comenzó su discurso acercando a los presentes al Santo de Hipona en su ejercicio de magisterio en Tagaste, Cartago, Roma y Milán. El “decorum” es la técnica retórica utilizada por Quintiliano y que, según el ponente, San Agustín emplea para adaptarse al público concreto al que se dirige.

Para Agustín hay muchas formas de enseñar, pero hay que tener cuidado, pues las formas de enseñar condicionan las formas de aprender. Cuando se hace de forma cansina, el aprendizaje será cansino; cuando se hace con pasión, despertará la pasión de los alumnos. Y una cosa importante en la que san Agustín insiste mucho, es en hacer siempre un resumen, con una breve sinopsis de lo que se ha tratado, para que el alumno pueda saber qué es lo esencial y qué lo accidental.

La segunda conferencia corrió a cargo de don Carlos Melero, creador del coaching creativo y que disertó sobre “El autoconocimiento del alumno utilizando el coaching realista”. Afirmó este conferenciante que la información que recibimos es producto de una experiencia que transforma la realidad e imagina situaciones inexistentes, y es que las personas explican lo que tienen en sus mentes y los interlocutores reelaboran y comprenden otras situaciones diferentes, que, por desgracia, es lo que sucede en numerosas ocasiones en la comunicación entre alumnos y profesores.

El profesor debe cuestionar siempre sus propios paradigmas, no interpretar situaciones desde su óptica, sino lograr ver y escuchar todo desde la curiosidad de sus alumnos, que interpretan todo desde sus propias experiencias. Insistió mucho en el gran poder de las preguntas, que liberan o bloquean, pero que son poderosas y permiten el cambio y la fascinación por la verdad. Quien utiliza las técnicas de coaching realista debe adoptar una posición de curiosidad y no de mero interrogatorio, lo que permite una conexión entre las personas y favorece la apertura, siendo muy importante la ausencia de juicio y centrarse en qué preguntar, para qué, sobre qué o el cómo hacerlo. Con varios ejemplos enseñó a los asistentes a cuestionar sus propios modelos e invitó a cambiar la mentalidad de muchos docentes, haciendo un uso responsable de las poderosas herramientas que son las preguntas.

Por la tarde hubo un cambio notorio de ritmo en el Aula. En lugar de la tercera ponencia se fueron presentando cinco prácticas docentes, como talleres prácticos, que se realizan en los centros agustinianos: un Proyecto de interioridad; las técnicas del trabajo cooperativo con las aventuras de Juglarín; trabajar con drones en el aula; las matemáticas de Singapur y Positive thinking campaign. Gustó la idea y, posiblemente, en próximas ediciones se continuará con el modelo seguido este año.

El domingo, tras la celebración de la santa Misa, se tuvo la última ponencia, que pronunció don Óscar Alonso y que tuvo por título “Entre influencers, youtubers e instagramers…, acompañantes”, una conferencia que gustó mucho a todos como lo corroboró el aplauso prolongado de la sala a las propuestas que presentó, unas propuestas sabias y realistas, como de una persona conocedora de las situaciones, anhelos, apuros y angustias de las aulas y de los docentes; hizo una llamada al cambio desde el Evangelio, con ese grito de que debemos cuidar, proteger y mimar a la gente como la mejor garantía de una institución.

Óscar Alonso Interpeló a los participantes a que, de acuerdo con el pensamiento agustiniano de que en el hombre interior habita la verdad, a que cerraran los ojos para ver dentro y desde dentro. Afirmó que ser profesor no es solo dar clases, sino estar a todo: ordenar las cosas, barrer el aula, pero sobre todo estar cerca del alumno, intuir sus anhelos, inquietudes e inseguridades; enseñarles con el silencio que no hay respuesta para todo y que hay un Maestro interior que habla desde el corazón y llama a la sinceridad, a la búsqueda de la verdad, a ser honesto en la vida, por lo que el mismo profesor ha de procurar ser lo que enseña.

El agustino Jesús Baños, prior provincial de la Provincia de España, cerró el aula, haciendo una síntesis de todo lo vivido en los dos días y animando a los cientos de profesores presentes a ser esos testigos valientes que la sociedad necesita y los propios alumnos reclaman.

Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.