español português english email
Gema de la Santísima Trinidad, nueva monja contemplativa profesa solemnemente en Vitigudino


Gema de la Santísima Trinidad, nueva monja contemplativa profesa solemnemente en Vitigudino
11-02-2018 España
Monja agustina recoleta contemplativa de origen tanzano, ha completado durante seis años el proceso formativo de postulantado, noviciado y profesión temporal, y el pasado 2 de febrero hizo su profesión solemne, incorporándose de forma permanente a la comunidad contemplativa salmantina.
Acompañada por la comunidad del convento de Santo Toribio de Liébana de las monjas Agustinas Recoletas contemplativas de Vitigudino (Salamanca, España), el pasado 2 de febrero, día de la Vida Consagrada, la agustina recoleta Gema María Antonio Saizi (Moshi, Tanzania, 1991) emitió sus votos solemnes al tiempo que la comunidad la acogía como miembro permanente y aceptaba su donación personal.

Gema María es la pequeña de nueve hermanos. A través del vicario para religiosas y director del seminario de la Diócesis de Moshi, Mateo Munishi, recibió información y la primera formación sobre la vida religiosa contemplativa agustino-recoleta; dos jóvenes más de su región también acogieron esta vocación.

Ingresó como aspirante en Vitigudino en el 2012; luego realizó el año de postulantado, dos años de noviciado y tres de profesión simple. Después de un profundo discernimiento y en el tiempo reglamentario establecido por las Constituciones de las monjas Agustinas Recoletas, decidió dar el paso definitivo con la profesión solemne.

La peruana Bertha Teresa Feijóo, priora de la comunidad, acogió sus votos en nombre de la Orden de Agustinas Recoletas, y las otras doce mujeres que forman la comunidad fueron testigos privilegiados de esta donación y del crecimiento de esta vocación, en un monasterio que ha cumplido el pasado 2015 cuatro siglos de vida.

Sus padrinos en España, Natividad y Juan Tomás, también le ofrecieron su cercanía y cariño, siempre dispuestos a escucharla y acompañarla en sus visitas al monasterio de clausura.

Tres sacerdotes agustinos recoletos de la comunidad de Salamanca, un sacerdote secular hijo del pueblo y dos de los sacerdotes seculares que atienden esta población salmantina concelebraron, siendo presidente de la ceremonia litúrgica el agustino recoleto Jesús Lanao, asistente de la Federación de Monjas Agustinas Recoletas de España.

En la homilía se destacó la importancia de la vida consagrada dentro de la Iglesia y se citaron diversos pasajes escritos por el Papa Francisco a las monjas de vida contemplativa:

“A lo largo de los siglos, la experiencia de estas hermanas centrada en el Señor como primero y único amor, ha engendrado copiosos frutos de santidad. ¡Cuánta eficacia apostólica se irradia de los monasterios por la oración y la ofrenda! ¡Cuánto gozo y profecía grita al mundo el silencio de los claustros!”

“Queridas hermanas contemplativas, ¿qué sería de la Iglesia sin vosotras y sin cuantos viven en las periferias de lo humano y actúan en la vanguardia de la evangelización? La Iglesia aprecia mucho vuestra vida de entrega total. La Iglesia cuenta con vuestra oración y con vuestra ofrenda para llevar la buena noticia del Evangelio a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo. La Iglesia os necesita.”


La presidenta federal de las Agustinas Recoletas de España, Eva María Oiz, estuvo a cargo de la música como organista, acompañada por el coro parroquial, y representó al resto de monasterios en esta ceremonia de tan especial significado para quien profesa y para la comunidad que acoge.

Durante la ceremonia, en el momento más emotivo, la postulante María Zhang Yuechun (Shandong, Hebei, China, 1960), que llegó a este convento hace algo más de dos años, fue la encargada de cubrirla con pétalos de rosas, como indica el ritual de la profesión.

Las letanías a los santos, donde se pide la intercesión de la Iglesia del Cielo por la nueva profesa, corrieron a cargo de José Antonio Andújar, párroco y confesor del monasterio de Vitigudino.

Sor Gema María en todo momento se mostró contenta y serena, dio la gracias a Dios por el don de la vocación, a su comunidad por acogerla con agrado y a todos los presentes y ausentes que la han acompañado con sus oraciones. El pueblo de Vitigudino, como siempre, se mostró cercano y agradecido, desde un sincero aprecio a las monjas.

Al final de la ceremonia Sor Gema recibió las felicitaciones de todos, y la comunidad religiosa agradeció la presencia de tantos buenos amigos del monasterio y homenajeó a su nueva profesa solemne con un aperitivo y convivio al estilo agustino recoleto.

Las catorce mujeres que comparten vida, vocación y misión en el monasterio recoleto de Vitigudino proceden de cuatro continentes diferentes, pues entre ellas hay naturales de España, Perú, Tanzania, Venezuela y China. Son doce profesas solemnes, una profesa simple y una postulante, que en breve realizará la toma de hábito y comienzo del noviciado.


¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.