espaol portugus english email
Y san Nicolás, restaurado, viajó en “guagua” hasta “su” Aldea canaria


Y san Nicolás, restaurado, viajó en “guagua” hasta “su” Aldea canaria
11-09-2017 España
El rotativo local canario Diario de Las Palmas ofreció el pasado 1 de septiembre un curioso artículo sobre el “paseo” que se dio san Nicolás de Tolentino en autobús (“guagua” en el habla local) en el municipio de La Aldea de San Nicolás, que tiene al santo de la estrella como patrono. Nuestro santo bendijo así, restaurada su imagen, un tramo nuevo de infraestructuras de transporte locales.
La imagen de san Nicolás de Tolentino se exhibe desde el pasado domingo (27 de agosto) en la iglesia de La Aldea de San Nicolás después de una restauración de la talla y de un regreso al pueblo un tanto accidentado, primero dentro de una guagua para evitar los fuertes vientos en el nuevo tramo del Andén Verde y después en una furgoneta.

El párroco José Miguel Rodríguez desveló ayer las peripecias del trayecto y concluyó que fue un viaje “bonito y emocionante”.

La imagen de san Nicolás de Tolentino fue trasladada desde La Aldea a Santa María de Guía el pasado mes de junio ante la necesidad de restaurar la “estropeada” escultura, del siglo XVIII y de autor anónimo, explicó el párroco José Miguel Rodríguez.

De regreso, se decidió que pasara una noche en El Risco de Agaete, donde fue venerada por los devotos de esa localidad.

La idea inicial era que el domingo, 27 de agosto, la imagen recorriera la nueva carretera de El Risco a La Aldea en un coche al descubierto y que, acompañada por los vecinos, bendijera a su paso la nueva vía.

Sin embargo, el fuerte viento a la salida de los túneles del Andén Verde, que arrancó hasta las macetas colocadas en la inauguración, desaconsejó el paseo al libre. Si los anclajes del trono no aguantaban el vendaval, se corría el riesgo de que el santo saliera despedido del vehículo.

“A un vecino llamado Juan Antonio”, narró el párroco, “se le ocurrió llevar a san Nicolás en una guagua, como hace la inmensa mayoría de los aldeanos que tiene que ir y venir al norte de la Isla”.

Y así se hizo, con el patrón a resguardo de la ventolera. Al llegar a las cercanías de la iglesia, ya con el tiempo más calmado, la imagen se bajó de la guagua y se depositó en la parte de atrás de una furgoneta, donde también se exhibía un gran cartel con el lema ¡Y quiero Faneque ya!, alusivo a la reivindicación del segundo tramo de la carretera desde El Risco a Agaete.

A mediodía, la imagen entró a la iglesia a hombros de los fieles.

La festividad de San Nicolás de Tolentino, identificada con El Charco y con otras tradiciones paganas de raíces aborígenes, como la Bajada de la Rama, combina sin dificultad lo lúdico y lo espiritual. “La parte religiosa se vive en relación con lo festivo, sin fanatismos, pero sí con mucha devoción”, apuntó el cura. En la imagen puede verse al patrono al llegar a su iglesia en una furgoneta.


Imagen restaurada

El proceso de restauración de la figura del santo fue realizado en los últimos meses por el especialista Francisco Díaz Guerra. La talla de san Nicolás de Tolentino data de mediados del siglo XVIII y mide 137 centímetros de alto por 53 de ancho.

La pieza padecía un importante deterioro provocado por el paso del tiempo y la carcoma. Por ello, se procedió a eliminar los diferentes repintados, se sustituyó la madera dañada y se trató toda la talla para preservarla del paso del tiempo.

Pincha aquí para ver el artículo original.


¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.