español português english email
Talleres de Oración Agustiniana (TOAs): una oportunidad de revitalizarse


Talleres de Oración Agustiniana (TOAs): una oportunidad de revitalizarse
16-05-2017 Costa Rica
Desde el Centro de Espiritualidad Agustino-Recoleta (CEAR) de Costa Rica, en su sede de Pozos de Santa Ana (San José), la oferta de Talleres de Oración Agustinana (TOAs) ha crecido hasta convertirse en una de las principales demandas de quienes participan de las actividades de la Familia Agustino-Recoleta en el país.
Uno de los grandes problemas del ser humano contemporáneo es su dificultad para comunicarse. Por un lado, cada día la tecnología nos absorbe más y nos conduce hacia monólogos por medio de aparatos de diferentes dimensiones y colores con personas que rara vez piensan diferente, tal como muestran las últimas estadísticas sobre la “burbuja virtual” en que nos envolvemos.

Por otro lado, cada vez cuesta más expresar emociones y sentimientos. Para algunos es muy difícil y decide guardar todo eso en el baúl de los recuerdos, acumulando, cuando estos sentimientos y emociones son negativos, los resentimientos y rencores que oxidan el interior.

Pero incluso expresar sentimientos nobles y dignos con palabras es difícil, por lo que acudimos a gestos, abrazos, caricias. Las personas más bulliciosas recurren a hablar por hablar, cotorreando; pero lo profundo, eso que habita en el interior, muchos de nuestros contemporáneos son incapaces de expresarlo. Nuestros cuerpos, miradas y actitudes son los que, finalmente, van llevando al exterior el verdadero mensaje de dentro.

Estas dificultades de comunicación no se restringen a la comunicación humana. ¿Cómo es nuestra comunicación con Dios? Si con los seres humanos que vemos y palpamos es intermitente, ¿cómo comunicarse bien con el Dios de la vida? ¿Acaban siendo conversaciones abstractas, simple salvavidas para cuando te ahogas y asfixias?

El verdadero diálogo con Dios va de corazón a corazón; exige acercar el oído al corazón de Dios y escuchar su voz. Dialogar con Dios es acercarse descalzo, con humildad, a ese Padre amoroso que siempre está ahí, independientemente de cuán grande y difícil sea la carga.

Este gran aprendizaje se llama oración. A muchos se les es incluso fácil, pero porque, como todo, se requiere de un enamoramiento y de una disciplina, de una costumbre y de un ejercicio continuado. Por eso los Centros de Espiritualidad Agustino-Recoleta (CEAR) han creado estos espacios de los Talleres de Oración Agustiniana (TOAs).

Se trata de una herramienta que ya ha llevado y sigue llevando a muchas personas a sentir, vivir, palpar al Dios de la vida como aire para sus pulmones, como alimento indispensable para sobrellevar las dificultades del camino.

La oración es esa búsqueda amorosa que nos lleva a degustar los misterios divinos. La oración es “deseo santo”, según san Agustín: “Dejarás de orar cuando dejes de desear, que el deseo sea tu oración”.

Dentro del programa de revitalización de cada persona, de cada comunidad, de toda una Familia como la Agustino-Recoleta, uno de los elementos principales es la oración. Solo la vida interior puede renovar al hombre interior. Y con este fin se pensó en los TOA. En el CEAR Costa Rica ya se han celebrado 20 talleres por año durante los últimos cuatro años, cada uno con enfoque diferente, pero siempre con los elementos comunes de la Palabra de Dios y los escritos de san Agustín.

Los talleres están diseñados con una metodología que utiliza ocho ejercicios diferentes, tales como oración de imaginación, de eco, de mantra, de iluminación, musical, de escritura, de “toma y lee” o tolle lege, o mediante un icono artístico y espiritual.

En todo caso, y sea cual sea el método elegido, lo más importante y factor clave del éxito en el ejercicio oracional es el silencio, desde esa invitación de san Agustín de “regresar al corazón”, donde radica la esencia de la oración, donde se encuentra el verdadero espacio de intimidad donde habita Dios.

CEAR Costa Rica ha impulsado los talleres desde sus inicios en su sede central, dentro del complejo formativo San Ezequiel Moreno de Pozos de Santa Ana, en la provincia de San José. Sin embargo, ha salido con el tiempo de estos límites geográficos para trasladarse a otros lugares del país como Alajuela (Parroquia de Nuestra Señora del Carmen y Villa Bonita), San Antonio de Belén y Ribera de Belén, Ciudad de los Niños de Cartago (donde se celebrará según lo previsto un TOA cada semestre).

En la sede central del CEAR Costa Rica se ofrecen cada semestre dos o tres TOA, pero además se convocaron también con gran interés por parte de los fieles y muchos inscritos en la parroquia de la Inmaculada de Pozos de Santa Ana y en Río Oro de Santa Ana.

Los TOAs en estos nueve espacios geográficos costarricenses son una oferta para un total de 116 posibles participantes al semestre, semillas para una espiritualidad agustino-recoleta que responde así a las necesidades espirituales y personales de muchos, que propone la revitalización como camino de felicidad y madurez.


¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.