espaol portugus english email
La familia agustino-recoleta peregrina a la basílica de la Virgen de los Ángeles, bajo la divisa del “Año de la santidad”
Chicos de la Ciudad de los Niños junto a la basílica de Nuestra Señora de los Ángeles


La familia agustino-recoleta peregrina a la basílica de la Virgen de los Ángeles, bajo la divisa del “Año de la santidad”
14-05-2017 Costa Rica
El 1 de mayo la familia agustino-recoleta en Costa Rica todos los años peregrina a la basílica de la Virgen de los Ángeles, en Cartago, adonde acuden desde la Ciudad de los Niños, punto de encuentro de los diferentes lugares del país, para desde aquí llegar caminando a la basílica, en un recorrido de 5 kilómetros, para presentar ante los pies de la Virgen de Los Ángeles la misión y el trabajo de los diferentes grupos que conforman la Delegación recoleta.

Frailes agustinos recoletos, seminaristas, Fraternidades seglares, Jóvenes agustinos recoletos, Madres Cristianas Santa Mónica, monjas Agustinas Recoletas, CEAR, laicos comprometidos, amigos de las diferentes parroquias, personas que simpatizan con el carisma recoleto componen la peregrinación. Todos unidos, entre cantos de alabanza y rezos, recorren el trayecto con el estandarte de una fraternal unión.

Este año ha habido un motivo especial que motivó la peregrinación: la celebración en la Orden de Agustinos Recoletos delAño de la santidad”.

En una iglesia llena de fieles la ceremonia dio inicio con la procesión de los frailes de la delegación seguidos de monseñor Ángel San Casimiro que, como agustino recoleto, preside cada año esta fiesta de peregrinación.

Seguidamente se fue anunciando y presentando una breve biografía de algunos de los santos, patrimonio y honra de la familia agustino-recoleta. En primer lugar, desfiló la imagen de san Agustín, portada por fray Gabriel Coronel, y a continuación los otros santos presentados por grupos de las diferentes delegaciones.

En un ambiente lleno de júbilo resonaron las palabras de monseñor, que después de hacer una breve historia de los diferentes lugares en que los Recoletos van dejando huella en este país centroamericano recalcó en su homilía el llamado a la santidad.

Después de haber subrayado algunos de los rasgos de la santidad de la virgen María y de san José, puso de relieve de forma somera la santidad de Mónica, la madre de san Agustín: “Ese personaje al que hoy pueden acudir muchas madres. En estos tiempos muchas mamás sufren el flagelo que sus hijos les dirigen a través de la droga y de vidas con comportamientos nefastos. Mónica seguía a su hijo y le pedía al señor la conversión de Agustín. Mónica el personaje a quien acudir como madres para que a través de ella el Señor conceda fortaleza y sea inspiración de esperanza.

Agustín. ¿Cómo vivió Agustín realmente el amor? Si hay una imagen de Agustín, no podemos entenderla sin un corazón que despide llamas. Agustín, eterno inquieto buscador del amor de Dios. Agustín nunca está satisfecho del amor que siente por el Señor; cada día quiere amar más al Señor.

Entre esta madre y este hijo ¿a cuántos de nosotros pueden ayudarnos a ser santos?, se preguntó monseñor San Casimiro, que continuó: Y ¿qué decir de san Nicolás de Tolentino? Ese amor lo vivía con esmero y gusto atendiendo a todos los que iban al convento. Representado con unos panecitos, para san Nicolás los pobres eran el gran tesoro de la iglesia. Nicolás alcanza la santidad viviendo ese amor a Dios reflejado en el amor a los pobres.

Santa Rita: de tanto pedírselo, Dios le concede lo que ella tanto ansiaba, dedicar su vida al servicio del Señor; sin poder por ser viuda, a través de la oración alcanza lo que era inalcanzable. Lo que ella tanto deseaba. La santidad es gracia de Dios, la santidad es obra de Dios, y no puedo ser santo si no vivo a quien es Santo, y este es el Señor.

San Ezequiel Moreno: El gran evangelizador, el gran defensor de la fe, el hombre que no tenía miedo de enfrentar la verdad de la fe en los estrados que fuera. Hoy realmente necesitamos, hermanos, despertar ese espíritu profético de la Iglesia. Hoy también necesitamos el decir y desenmascarar los caminos a través de los cuales quieren opacar ese camino del Señor; pero esto no podemos entenderlo si no vivimos la fuerza interior del espíritu.

Hermanos, si ellos pudieron, yo ¿por qué no? ¿Acaso ellos estaban constituidos de una materia distinta a la mía?

Hay uno, el padre Mariano Gazpio, cuyo proceso de canonización está en marcha, que condujo a muchos por esa puerta de la santidad, lo que implicaba de verdad el asumir entrar libre y voluntariamente a esta familia agustino-recoleta. El padre Mariano más de 20 años en China, expulsado de China precisamente por ser misionero. Él hablaba poco con palabras, pero hablaba mucho con su vida. Hablaba con su testimonio.

Hermanos y hermanas, nos ponemos a los pies de nuestra madre la Virgen de los Ángeles y le pedimos que ojalá salgamos todos con el deseo de poner ese granito de arena de nuestra parte para alcanzar lo que ellos alcanzaron porque esa es la meta a la que todos estamos llamados.”

Al finalizar la eucaristía fray Martin Luengo, delegado de Costa Rica, dirigió unas palabras de agradecimiento, y se cerró la ceremonia alabando a María con un Ángelus cantado por todos los religiosos.

Todos los grupos regresaron a Ciudad de los Niños, donde tuvieron el convivio en el que compartían unas familias con otras. Se poblaron los jardines. El ambiente sembrado de risas y anécdotas hacían de la tarde una fecha memorable.

Los anfitriones ofrecieron pan y café a toda la multitud que recordaba de forma práctica el carisma agustino-recoleto: vivir los hermanos unidos.

Llegó la hora de que los caminantes regresaran a sus casas; y lo hacían con entusiasmo, motivados para emprender el camino de la santidad. Un reto nada fácil, pero no imposible.




¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.