español português email
Isidro Gambarte acaba de musicalizar toda la liturgia de las horas de la fiesta de san Agustín
Isidro Gambarte al órgano, en S. Oswald, en Traunstein


Isidro Gambarte acaba de musicalizar toda la liturgia de las horas de la fiesta de san Agustín
28-07-2010 España
"Así pudimos vivir en adelante «de la música» que no del cuento", afirma Gambarte en su breve relato autobiográfico, que, relativamente joven, compuso ya piezas musicales de nota, que han permanecido en parte desconocidas y en el olvido del gran público. La familia agustino-recoleta celebra su reciente composición de todo el oficio divino de la fiesta litúrgica de san Agustín.

En las casas de formación de los agustinos recoletos tradicionalmente se ha cultivado diligentemente la formación musical, por lo que no sólo han salido de sus seminarios diestros intérpretes musicales, sino también destacados compositores, como Marcos Vega, actual director del Orfeón Madrid, e Isidro Gambarte, de entre los actuales.

Gambarte, natural del pueblo navarro de San Martín de Unx recuerda su entrada en el colegio que los Agustinos Recoletos tenían en Lososa (Navarra) con las siguientes palabras: "En septiembre de 1944 ingresé, juntamente con mi paisano Pedro Lerga, en el colegio de Lodosa (…) El padre Alejandro Osés supo inyectarnos el amor a la música".

En etapas posteriores de la formación, a Gambarte, lo mismo que a otros músicos, la Orden les brindó la oportunidad de completar la formación musical. Siendo un joven estudiante de teología en Marcilla (Navarra), "nos envió la Orden a estudiar el canto Gregoriano, primero en Santo Domingo de Silos (Burgos), después en El Escorial (Madrid), más tarde en Salamanca, al padre Manuel Guerrero, al padre Antonio Eraso y a mí".

Prosigue el relato Gambarte y cuenta que "la Orden decidió que yo hiciera el lectorado en teología; hícelo sin mayores problemas y quedéme en Marcilla dando clases y dirigiendo el coro". Durante su estancia en Marcilla, además de impartir clases de Historia de la Iglesia y Arqueología, funda el coro mixto de la parroquia marcillesa e imparte clases de gregoriano a los religiosos en proceso de formación. De esta su estancia en Marcilla son fruto algunas composiciones personales y el arreglo de piezas clásicas, fundamentalmente litúrgicas (responsorios y cantos de semana santa) y algunos villancicos.

Al ser trasladado a Madrid, a la parroquia de Santa Rita, como organista tuvo la oportunidad de estudiar contrapunto y fuga con el profesor Francisco Calés Otero y composición con Cristóbal Halfter. Su profesor de Polifonía sacra fue el padre Samuel Rubio, agustino. En esta etapa obtiene el premio extraordinario en contrapunto y fuga y composición, además de obtener el máximo galardón en un concurso organizado por los padres Sacramentinos.

Tras un corto paréntesis en el colegio de Lodosa, Gambarte va a Munich, Alemania a estudiar con el profesor Günther Bialas. Confiesa Gambarte que "este tiempo no fue fácil para mí. Carente de otros recursos, y «por aver mantenencia», como diría el Arcipreste de Hita, me dediqué a vender periódicos por las calles. Más tarde conseguí el puesto de profesor de castellano en la escuela Berlitz. Allí conocí a la que más tarde sería mi mujer, Ingrid Fuchs".

Con Ingrid Fuchs se casó en la abadía de Sankt Bonifaz, cuyo abad, Odilo Lechner, celebró la misa de su matrimonio. Este mismo abad le animó a Gambarte a que presentara su candidatura al puesto de «Kirchenmusiker» en Grafing, cerca de Munich. "Conseguí el puesto, y así pudimos vivir en adelante «de la música» que no del cuento. Mi último puesto de trabajo fue la parroquia de Sankt Oswald en Traunstein, donde vivimos. En esta iglesia celebraron su «Primiz» (su primera misa-cantada) los hermanos Ratzinger, Georg, el mayor, y Joseph, el actual Papa."

Isidro Gambarte, desde que dejó la Orden de Agustinos Recoletos y fijó su residencia en Alemania, ha permanecido en la penumbra tanto como persona como en cuanto compositor. No obstante, últimamente se ha producido una «resurrección» de su música por el interés que están mostrando los Agustinos Recoletos y el actual director del Orfeón Madrid, quien recientemente, el 21 de junio, en el concierto del Día Europeo de la Música 2010, interpretó, entre otras piezas el poema "Aunque es de noche", de san Juan de la Cruz, con música de Gambarte.

En una carta privada Gambarte hace referencia a la publicación en Internet, en esta misma página web, de las primeras vísperas de san Agustín, con música del padre Samuel Rubio. Llegó al conocimiento de Gambarte este hecho y "con ello comienza la historia de mi composición. Como la música del padre Rubio me parecía un tanto ‘militaresca’, traté de ponerle al texto otra más «gregorianizante». Se la envié a Esteban Soria, que reside en el colegio San Agustín de Valladolid y me anima a escribir todas las vísperas".

Gambarte, que siente un profundo agradecimiento a los Agustinos Recoletos, a los que debe su formación, termina su breve relato biográfico con las palabras siguientes: "Por mi parte, del curriculum queda bien claro que, todo lo que sé, a la Orden se lo debo. Es pues mi obligación devolverle unas horas de mi trabajo. Os deseo mucha alegría al cantar estas antífonas y salmos en honor de san Agustín. Que Dios os dé buena voz. Un fuerte abrazo desde Alemania. Isidro Gambarte".

Sin duda, la composición de toda la liturgia de las horas de la fiesta de san Agustín reviste una singular importancia para la familia agustino-recoleta, que ha cultivado siempre la belleza musical en la liturgia, además de que el compositor ha tenido ya en cuenta los nuevos textos de la Liturgia agustiniana de las horas, recientemente aprobados por Congregación Romana para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos.

La musicalización del oficio divino de la fiesta de san Agustín -primeras vísperas, oficio de lecturas, laudes, hora intermedia y segundas vísperas- es una verdadera obra de arte, afirma el agustino recoleto José Luis Sáenz, un avezado músico. Sólo un compositor de la talla de Isidro Gambarte, buen conocedor del canto gregoriano y de la polifonía del Renacimiento, puede realizar una obra tan perfecta, tan bella y, consiguientemente, tan litúrgica.

Todas las antífonas e himnos están penetrados y transidos de la música gregoriana. En los salmos y cánticos late la polifonía nacida del gregoriano. La armonización magistral de todas las piezas nos muestran la riqueza de los modos gregorianos y la habilidad del compositor en el empleo y combinación de los mismos. Lo que decía santa Hildegarda de Bingen sobre la Regla de san Benito: que nada sobraba ni faltaba, puede aplicarse a la obra de Gambarte, en la que no falta ni sobra nota alguna. Por ejemplo llama la atención la hermosura de los «magníficat».

Es de desear que el promotor o los promotores musicales den con el maestro que interprete correcta y artísticamente la obra, que, sin lugar a dudas, es un modelo a seguir por quienes se dedican a la composición de música litúrgica.

La publicación en esta página del oficio de san Agustín con música de Isidro Gambarte ha sido la ocasión de abrir una nueva sección en la Biblioteca Electrónica Agustino-Recoleta. Se han reunido allí los enlaces a las partituras ya presentadas anteriormente en esta pagina y se han añadido otras muchas más.




¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda